María Laura Martel, hija del ex combatiente Rubén Martel, héroe de Malvinas, conversó con Eduardo Feinmann sobre la historia de su padre, uno de los pilotos que realizaba los “vuelos locos” para detectar la flota británica.

Repasá las frases más destacadas

-“Yo a mi papá lo tengo conmigo todos los días”

-“Mi papá era un profesional apasionado por volar”

-“Lo encontró en la Fuerza Aérea apenas tuvo la oportunidad de hacerlo y era un tipo muy optimista, muy responsable que amaba volar por encima de cualquier otra cosa”

-“Yo la verdad que hasta los nueve años que papá estuvo, siempre que venía de los vuelos, era realmente hermoso poder disfrutar esos tiempos en familia”

-“Mi mamá me insistía mucho en que hablara inglés y yo tenía una cuestión de que no quería hablar el idioma”

-“Era como que una cuestión ahí de estar peleada con muchas cosas porque transcurrimos el duelo en nuestro núcleo, sin ayuda de nadie”

– “Y yo preguntaba por mi papá cuando volvía, cuando volvía. Pero, dentro de mi corazón, sabía que no iba a volver”

-“Tengo una imagen mía escondiéndome detrás del sillón del living”

-“Cada vez que decían, comunicado número tal, con las acciones de guerra yo me escondía detrás del sillón y decía, no, espero que no sea que a papá le haya pasado algo”

-“Fue mi mamá la que nos dijo que el avión de papá había tenido un problema y que lo estaban buscando”

-“Bueno, que teníamos que ser fuertes. Cuando mi mamá me dijo eso, yo dije, no vuelve más”

Artículo anteriorIván Duque: “Hay que poner a las relaciones diplomáticas por encima de las diferencias entre mandatarios”
Artículo siguienteAndrés Oppenheimer, sobre la entrevista a Javier Milei: “Las cosas van a mejorar antes que se agote la paciencia social”