Silvina Martinez, abogada penalista en casos de corrupción, dialogó con Eduardo Feinmann sobre la decisión de la Cámara de Casación de cesar la orden de detención contra Cristina Fernández en la Causa Cuadernos. Además, se refirió a la designación de Roberto Nissen como titular de la IGJ.

Repasá las frases más destacadas

Eduardo Feinmann, conductor: “Me gustaría saber su opinión acerca de esto que ha quedado sin efecto una orden de detención contra Cristina Fernández de Kirchner”

Silvina Matínez: “Tiene que ver con estos cambios que vamos evidenciando después de las elecciones. Los Jueces fueron cambiando su criterio, mucho más después de las amenazas y las escraches públicos

Cristina no es absuelta de todas las causas. Hoy la Cámara considera que no es necesario el pedido de prisión preventiva porque no hay riesgo de fuga. No significa que sea inocente o que esté absuelta una persona en el marco de un expediente judicial”

“Cristina sigue estando multiprocesada con la cantidad de causas y las investigaciones

Cuando se habla de persecución política o de presos políticos, hay que destacar que esas personas fueron juzgadas con tribunales independientes al Poder Ejecutivo. Ahora queda la instancia siguiente, que es el juicio oral, donde se va a resolver la condena que le cabe”

No existen presos políticos en la Argentina. Hay presos sin condena y muchísimos de diferentes clases sociales y diferentes cualidades. La única característica en común entre estas personas es que formaron parte del gobierno anterior y que no tendría que haber sido un atenuante, sino un agravante”

Sobre la designación de Ricardo Nissen como titular del IGJ: “Precisamente, fue puesto ahí porque tenía un rol clave. Él integró el IGJ en entre 2003 y 2005 pero durante la presidencia de Néstor Kirchner, luego se fue y se volvió un ferviente militante. Él es un especialista en derecho societario, pero cuando su ideología se vuelve una militancia, lo que hace es cumplir las órdenes estrictas de Cristina

Las órdenes, en este caso, son para lograr la impunidad y perseguir a todas aquellas personas que impulsaron las investigaciones contra sus empresas

Artículo anterior“El Kirchnerismo es la primera oposición al presidente”
Artículo siguienteMarcelo Vagni: “Me considero una víctima de la guerrilla”