Alejandro Gutman, presidente de la Dirección Nacional de Integración en El Salvador, habló con Eduardo Feinmann sobre sus inicios como trabajador social hasta su arribo al equipo del presidente de aquel país, Nayib Bukele.

Repasá las frases más destacadas

-“Nosotros comenzamos hace 20 años con una fundación, trabajando en los distintos niveles, pero sobre todo en las comunidades y en situaciones muy difíciles”

-“Encontramos que había una cantidad de recursos maravillosos en el país para ser utilizados y para construir verdaderas salidas de la pobreza, y no mejores pobres”

-“O sea, menos pobres y no mejores pobres, y se fue creando con el tiempo un nuevo modelo de desarrollo social”

-“Después de 20 años y de resultados magníficos, y de ya haber hablado con todos los presidentes, prácticamente tenía decidido dar un paso al costado para que cuando lo quisieran me llamaran”

-“Yo ya lo conocía al presidente porque nos habíamos encontrado cuando él era alcalde de San Salvador”

-“Un día me llamó, hace ya casi un año, ya como presidente, y hablamos por 3-4 horas”

-“Me dijo, ‘mire Alejandro, la verdad que usted no puede irse, necesitamos que se quede, que nos acompañe, creemos en su proyecto, usted es el que mejor conoce estos temas, se metió allí, estuvo allí, como ninguno, y la verdad que queremos que lleve adelante’”

-“La ley estará por salir en la próxima semana y armando toda una Dirección Nacional de Integración”

-“El presidente Bukele hoy cuenta con un nivel de popularidad altísimo”

-“Fíjese que el nivel de acompañamiento de la gente es muy grande”

“Él se anima, da un paso adelante y apuesta a establecer una política pública de verdadero desarrollo en el país”

-“Esto es algo maravilloso, que solo puede ser comprobado si la gente va a las comunidades y habla con la gente”

-“Hoy hay un nivel de esperanza importante”

Artículo anteriorEl Gobierno creó 53 nuevos cargos públicos y Eduardo Feinmann estalló: “Están colonizando el Estado”
Artículo siguienteGalit Ronen, ex embajadora de Israel en Argentina: “La crueldad humana que hemos visto es peor que ISIS”