Eduardo Feinmann dialogó con Fernando Rada, voluntario de la vacuna de Moderna, sobre las razones que lo llevaron a tomar la decisión de ser parte del proceso de prueba y contó su experiencia.

Repasá las frases más destacadas

-“La decisión de ser voluntario fue difícil, pero acá estaban buscando que sea representativa para toda la población. Entonces, necesitaban población latina”

-“Pensé que era la chance de ayudar a que la ciencia avance y que volvamos de una vez a la vida normal. Soy uno de los 30 mil voluntarios”

-“Se contactaron conmigo, me hicieron un examen físico y me consultaron dónde trabajaba”

-“Al principio sentí miedo a que tuviera un efecto secundario y no se pueda revertir, pero investigué y leí el tipo de vacuna que están desarrollando y dije que sí”

-“Me dieron dos dosis: la primera el 7 de octubre y luego el reforzamiento. En la primera, solo sentí algo en el brazo donde fue la inyección. En la segunda, tuve un adormecimiento del brazo y cansancio, más allá del regular”

DEJA UNA RESPUESTA

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre