Ernesto Sanz, dirigente de Cambiemos, dialogó con Eduardo Feinmann sobre el presidente de la Nación y analizó su gestión en estos primeros 10 meses. Además, habló de los dichos de Santiago Cafiero y sostuvo que “lo peor que puede hacer un Gobierno es tratar peyorativamente y desconocer una marcha”.

Repasá las frases más destacadas

-“En Argentina hay una aceleración del deteriorio en muchos frentes y el Gobierno, quien tiene la mayor responsabilidad, cayó preso de la trampa del ‘único plan'”

-“En los escenarios sanitario, político y económico hubo un único plan y los 3 han fracasado o pasado”

-“La palabra del Presidente está devaluada y no porque lo decidió el periodismo o la oposición: él ha tenido enormes contradicciones”

-“En Argentina hay dos cosas devaluadas: el peso y la palabra”

-“En vez de construir confianza, certezas y certidumbres, la palabra del Gobierno genera lo contrario: desconfianza, incertidumbre y muchas dudas”

-“Estoy convencido que la impronta, la ideología y el rumbo político del Gobierno provienen de Cristina Kirchner”

-“La centralidad del poder en el Gobierno no está en el Presidente sino en la Vicepresidenta”

-“Habría que definir dónde está y cuál es el peronismo, ja”

-“En la movilización del 17 de octubre hay una fuerte impronta del sindicalismo de rescatar a Alberto Fernández”

-“Hay presión de los gobernadores en la elección de Alberto Fernández como Presidente del PJ”

-“El problema es definir quién le pone la impronta y marca la estrategia del Gobierno. Si sigue la Vicepresidenta… los resultados están a la vista”

-“Me llama la atención la persistencia en el error y el fracaso. La cosas que están haciendo hoy ya fracasaron, no son nuevas y tuvieron resultados fuertemente negativo hasta el 2015”

-“Me cayó muy mal lo que dijo Cafiero de la movilización del lunes. Lo peor que puede hacer un Gobierno es tratar peyorativamente y desconocer una marcha. Es un gesto muy feo”

-“Cuando no tiene argumentos, el Gobierno utiliza la ironía, el agravio y palabras fuera de lugar. Para colmo, utilizan siempre al mismo personaje: a Santiago Cafiero. Eso no es bueno porque ensucia el debate público”

-“No tengo ningún cargo pero sigo en Cambiemos”

-“A Macri lo vi sereno, reflexivo y con ganas de ayudar. La autocrítica fue buena pero debiera limitarse solo a él y que no haya pase de facturas a terceros”

-“En los espacios opositores, las críticas a terceros o entre integrantes de un sector debe hacerse puertas hacia adentro. No por secretitud sino porque el Gobierno está interesado en provocar la fractura de la oposición”

-“El Gobierno tiene a una oposición homogénea y no fragmentada. Siendo dirigente, hay que evitar conflictos con los que el Gobierno pueda mover la mira de la agenda pública con la que pueda disimular su propia mala praxis”

Artículo anteriorDenunciaron penalmente a Dady Brieva: “Hay que tener cuidado con el discurso que dio”
Artículo siguienteEduardo López: “Argentina testeó poco durante la cuarentena y seguimos haciéndolo”