Eduardo Feinmann dialogó con Pablo Berra, argentino en Sudáfrica que fue voluntario para las pruebas de la vacuna de la Universidad de Oxford contra el COVID, y contó cómo fue su experiencia.

Repasá las frases más destacadas

-“Decidí ponerme la vacuna por miedoso. En Sudáfrica hay muchos casos de COVID. Somos el 5to país con más contagios”

-“Me enteré que estaban probando la vacuna acá y me conecté para ser un voluntario”

-“La gente que ya tuvo COVID no podía probar la vacuna porque su cuerpo ya tenía anticuerpos”

-“De los 2020 voluntarios, la mitad recibe placebo. Pero ni la enfermera ni nosotros sabe quién recibió qué”

-“Cada visita al hospital me hacen el maldito hisopado. No me gusta para nada, pero hay que hacerlo”

-“El color de la vacuna es ámbar. Es un dosis chiquita y no duele nada”

-“No tuve ningún síntoma después de ponerme la vacuna. Ni yo ni las otros 5 voluntarios que se vacunaron conmigo”

-“No tenemos ninguna restricción para movernos. Hacemos vida normal”

Artículo anteriorCarlos Rosales, el nuevo dueño de Garbarino: “Apostamos a Argentina porque es nuestro país”
Artículo siguientePatricia Bullrich, bancó al jubilado: “Si lo hubieran matado, hubiera sido un número más de los que matan”