Nicolás, dueño de la joyería asaltada por el niño de 8 años, habló en Feinmann 910 y dijo que “Estaba trabajando, se acercó el nene y pensé que me iba a pedir plata para comer. Pero no me hizo preguntas normales, me preguntó si tenía cadenas de oro y si tenía plata. Me quedé helado, le dije que era muy chiquito y si quería comprar algo. Ahí saco el arma, me dijo que quería que le diera todo y me quedara callado. Como pude lo agarre de un hombro y lo saqué”

 

“Primero sonrío y después se ve llorando. Había un tipo grande esperándolo”, finalizó.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre