El sociólogo Marcos Novaro conversó con Eduardo Feinmann sobre los festejos de ayer en todo Buenos Aires para recibir a los campeones del Mundo. 

Repasá las frases más destacadas

-“Fue una efervescencia increíble”

-“Demasiado intenso como para que la política argentina pudiera arruinarlo. Fue mucho, la alegría y la intensidad”

-“Un poco de frustración hay pero no creo que la gente haya vuelto triste por no ver el micro de la selección”

-“La alegría se transmitió aunque no pasó el micro”

-“La desorganización y las trifulcas inútiles empeoraron las cosas, pero no hubo forma de arruinar la fiesta”

Sobre el presidente Alberto Fernández y la Copa: “Es un sector parasitario que vive de logros y esfuerzos ajenos”

-“La foto más penosa fue ese grupo de La Cámpora en Ezeiza, aprovechando que controlan Ezeiza, fueron a ver si se podían sacar la foto”

-“Fueron rechazados por Claudio Tapia como si fuera el dueño del patio, un guardia petroriano”

-“No se acomodaron a la situación. Seguían diciendo en la TVP que iban a Rosada”

-“Aprietes para ver si lograban torcer la voluntad de esta gente”

-“Para un peronista de izquierda, que una manifestación de esta magnitud no fuera de ellos no lo pueden soportar”

-“Es muy patético”

-“La TVP se descolgó”

-“Esta gente quedó muy descolocada”

-“Uno podría pensar que esto se va a diluir. Es probable, pero no va a desaparecer porque fue muy intenso y fuerte. Se va a usar como modelo. La idea de la Scaloneta, el trabajo bien hecho es muy fuerte”

-“Me quedo conforme con que lo aproveche la gente. El fútbol local tiene mucho que aprender”

-“La política argentina tuvo la oportunidad de ser parte de la fiesta y se dedicó a otra cosa”

-“El 2023 va a ser un año durísimo”

Artículo anteriorLuis Galli, Ceo de Newsan: “Teníamos la convicción de que se podía ganar el mundial”
Artículo siguienteFrancisco Quintana: “Hay que dejar a las personas más idóneas a la hora de impartir justicia”